Surge la tormenta tropical Bertha

Circulan fotos de presuntos sospechosos de bombazos en Boston

Por: Celimar Adames / The Associated Press

17/4/13 11:17 PM - Actualizado: 17/4/13 11:39 PM

Las autoridades estadounidenses evalúan toda clase de fotografías, videos, y confidencias en busca del autor del acto de terrorismo durante el maratón de Boston

BOSTON (AP) — En lo que podría ser un importante avance en el caso del Maratón de Boston, los investigadores están buscando a un hombre que fue grabado por las cámaras de seguridad de una tienda departamental cuando dejaba una bolsa en el lugar de las detonaciones, dijo el miércoles un político local.

Por separado, un funcionario confirmó que las autoridades encontraron la imagen de un potencial sospechoso, pero no saben su nombre y no lo han interrogado.

El suceso se da menos de 48 horas después del ataque que dejó tres muertos y más de 170 heridos, y representa un posible punto de inflexión en un caso que ha obligado a los investigadores a analizar cuidadosamente fotos y videos cuadro por cuadro.

El presidente del Consejo Ciudadano Stephen Murphy, quien fue informado por la policía de Boston, indicó que los investigadores vieron la imagen de un hombre huyendo del lugar, en imágenes captadas por las cámaras de seguridad de una tienda departamental. El individuo coincide con las declaraciones de testigos, quienes dijeron haber visto a una persona que se marchaba de la escena.

"Es posible que ellos estén a punto de arrestar a alguien y eso es bueno", señaló el concejal.

La noticia se conoció en medio de la expectación en Boston por un posible avance en el caso y con reportes contradictorios sobre un sospechoso bajo custodia.

Más temprano, varios medios de comunicación reportaron que un sospechoso había sido identificado a partir de tomas de cámaras de vigilancia de una tienda Lord & Taylor ubicada entre los sitios donde explotaron las dos bombas.

Un funcionario policial al tanto de la investigación adelantó el miércoles a The Associated Press que las autoridades tenían la imagen de un potencial sospechoso, aunque no han determinado su identidad.

Además un funcionario de las autoridades dijo a la AP que había una persona detenida y que sería presentada en la corte federal. Los dos funcionarios hablaron con la condición de guardar el anonimato porque no estaban autorizados a divulgar detalles de la pesquisa.

Pero el FBI y la fiscalía federal en Boston dijeron que no se había hecho ningún arresto relacionado con el caso.

"Al contrario de lo que se está reportando en forma generalizada, no ha habido arrestos vinculados con el ataque en el maratón de Boston", afirmó el FBI en un comunicado.

"Durante el último día y medio ha habido varios reportes de prensa basados en información de fuentes no oficiales que han sido imprecisos. Como estas historias suelen tener consecuencias no planeadas, les pedimos a los medios de prensa, en especial en esta etapa temprana de la investigación, que sean cautelosos e intenten verificar la información a través de los canales oficiales apropiados antes de reportarla", agregó.

Por otra parte, una amenaza de bomba obligó a desalojar una corte el miércoles por la tarde, informaron autoridades judiciales. Los empleados regresaron a sus labores poco tiempo después.

Los diversos organismos policiales han solicitado a la ciudadanía que facilite fotos, videos o cualquier información que les ayude a resolver el atentado con dos bombas. La policía también recopiló videos de cámaras de vigilancia de los negocios cercanos a la línea de meta del maratón.

Las bombas se fabricaron con ollas exprés llenas de explosivos, clavos y trozos de hierro para causar el mayor daño y heridas posibles. Según el FBI, nadie se ha adjudicado los estallidos de las bombas.

El presidente Barack Obama consideró el atentado un acto de terrorismo pero afirmó que las autoridades desconocen "si fue planeado y ejecutado por alguna organización terrorista, externa o interna, o si fue el acto de un individuo malévolo". Obama tiene intención de asistir el jueves a un servicio interreligioso en honor de las víctimas en Boston.

Numerosas víctimas de los atentados explosivos en Boston continuaban hospitalizadas, muchas con heridas graves. Los médicos que atendieron a los heridos corroboraron las versiones de que las bombas estaban llenas de metralla y que fueron diseñadas para causar tumulto.

Entre las 17 víctimas que continuaban en condición crítica figuraban un niño de cinco años, una niña de nueve y un chico de 10 años.