Deterioro de salud de Chávez aumenta incertidumbre

Por: Associated Press

5/3/13 1:49 PM - Actualizado: 5/3/13 2:51 PM

Sectores opositores y analistas afirmaron que las autoridades estarían preparando al país para anuncios más duros y difíciles sobre el estado del gobernante.

CARACAS, Venezuela — El reconocimiento por parte del gobierno de que el cuadro de salud del presidente Hugo Chávez es muy delicado ha intensificado los temores y las dudas sobre la situación del mandatario y el futuro del país.

Mientras desde el gobierno se hacen llamados a la unidad y la calma para garantizar la estabilidad política, sectores opositores y analistas afirmaron el martes que las autoridades estarían preparando al país para anuncios más duros y difíciles sobre el estado del gobernante y una posible convocatoria a elecciones.

Entre escepticismo y esperanza los venezolanos recibieron el parte oficial que ofreció la víspera el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, según el cual el estado de salud del mandatario, de 58 años, es "muy delicado" ante el empeoramiento de la función respiratoria y la reaparición de una "severa infección".

"Incertidumbre tenemos porque tenemos tres meses que no vemos al presidente. Todos quieren ver un ratico al presidente para saber si es verdad (que) está o no está", dijo Antonio Pérez, un jubilado de 60 años, al manifestar inquietud por la salud de Chávez y dudas sobre el informe oficial que difundió el gobierno.

"No sabemos si está vivo o está muerto porque ellos (el gobierno) están manejando el pueblo como ellos quieren", indicó Pérez al reconocer que la incertidumbre que existe en el país se superaría si Chávez sale "cinco minutos (en) una charla como siempre lo ha hecho para que el pueblo se quede tranquilo".

En los alrededores del hospital militar Carlos Arvelo, donde está internado Chávez desde hace dos semanas, reinaba la calma y los pacientes y trabajadores acudían con normalidad al centro médico capitalino custodiado por una fuerte presencia de los cuerpos policiales y de la guardia presidencial.

Las autoridades permitieron el martes el acceso de los medios privados a una pequeña capilla inaugurada la semana pasada dentro del hospital militar donde decenas de fervientes seguidores de Chávez, algunos entre llantos, se concentraron para orar por su salud.

Irma Rodríguez, una comerciante de 57 años, admitió que entre los venezolanos hay "nerviosismo porque no sabemos a qué atenernos".

Agregó que "sería bueno que todos nos enteráramos de la salud del presidente para saber en qué condiciones está".

La céntrica plaza Bolívar, que el 18 de febrero fue epicentro de una multitudinaria manifestación de apoyo a Chávez por su retorno al país, también amaneció en calma y sus transeúntes la recorrían con total normalidad.

"El (Chávez) se va recuperando", afirmó el simpatizante del gobierno Freddy Arias al manifestar su confianza de que el mandatario logrará superar las complicaciones de salud. "Con el favor de la Virgen estamos rezando todos por él y tenemos fe de que él se va a recuperar", indicó Arias desde un improvisado toldo rojo que tiene el oficialismo en una de las esquinas de la Plaza Bolívar para hacer promoción al gobierno.

El diputado del partido opositor Acción Democrática, Edgar Zambrano, consideró positivo que "por primera vez se reconoce la gravedad de la enfermedad del señor presidente" y dijo The Associated Press en entrevista telefónica que las declaraciones de Villegas "sin duda alguna que están sirviendo la mesa" para ir preparando al país para anuncios más "duros" sobre Chávez y una posible convocatoria a elecciones.

Zambrano afirmó que en la coalición opositora de la Mesa de la Unidad Democrática están trabajando para desarrollar una estrategia electoral y "la designación del candidato presidencial", que esperan definir en los próximos días.

El partido Social Cristiano Copei, una de las principales organizaciones opositoras del país, anunció el lunes que apoyaría al gobernador del estado central de Miranda, Henrique Capriles, como candidato opositor en una eventual elección presidencial.

Capriles, de 40 años, hasta el momento se ha negado a comentar sobre su posible postulación. El gobernador de Miranda fue el abanderado de la oposición en las elecciones del 7 de octubre en las que Chávez logró una tercera reelección para un período de seis años.

Las autoridades han insistido en la recuperación de Chávez y han descartado por el momento que se vayan a convocar elecciones.

La constitución establece que de ser declarada la inhabilitación del mandatario o su falta absoluta debe llamarse a elecciones en 30 días.

El 8 de diciembre, cuando anunció al país que el cáncer había reincidido y que debía someterse a una nueva operación, Chávez dijo que en el caso de que quedara inhabilitado el vicepresidente Nicolás Maduro debía ser el candidato de oficialismo en eventuales elecciones.

El analista político Vladimir Villegas afirmó que los anuncios hechos por el gobierno sobre el deterioro de la salud de Chávez han incrementado la incertidumbre porque "el gobierno no toma decisiones".

"Uno se pregunta en qué momento finalmente las instituciones del Estado van a admitir la gravedad del presidente. Pareciera que para las instituciones la situación del Estado está normal y no hay ninguna decisión que tomar, cuando la lógica indica todo lo contrario", dijo Villegas a la AP en entrevista telefónica.

El analista manifestó que los anuncios hechos la víspera por el ministro de Comunicación, que es su hermano menor, dejaron en evidencia la "incapacidad del presidente para seguir asumiendo la responsabilidad" de gobernar y sostuvo que ante ese escenario se hace urgente que las autoridades tomen decisiones.

Indicó que independientemente de la evolución de Chávez, el país está "prácticamente en una campaña electoral no declarada" y el oficialismo y la oposición han comenzado a activar sus estrategias y acciones de cara a una eventual contienda electoral.

"El gobierno en lugar de preocuparse por el abastecimiento (de alimentos y medicinas), por los problemas de seguridad, por los temas derivados de la devaluación, está más pendiente de la agenda personal de Capriles... Estamos viendo una calculada exposición mediática de Nicolás Maduro con fines electorales", agregó.

Chávez arribó el 18 de febrero al país tras pasar 70 días en Cuba donde se sometió a una compleja operación por la reincidencia del cáncer que viene combatiendo desde mediados de 2011.

Durante el proceso de postoperatorio el gobernante sufrió una infección respiratoria que luego devino en una insuficiencia respiratoria que no ha logrado superar. Como parte del tratamiento de la insuficiencia el mandatario está respirando a través de una "cánula traqueal" que le dificulta el habla.

El ministro de Comunicación informó el lunes que el estado de salud de Chávez "continúa siendo muy delicado" ante un "empeoramiento de la función respiratoria" y una "nueva y severa infección".

Agregó que como parte de los "tratamientos complementarios" a los que está siendo sometido Chávez "se le ha venido aplicando quimioterapia de fuerte impacto".

Desde que Chávez viajó a La Habana el 10 de diciembre y luego de su regreso al país no ha aparecido en ningún acto público ni ha emitido declaraciones, lo que ha alimentado las dudas sobre estado de salud. El gobierno difundió el 15 de febrero cuatro fotografías de Chávez recostado en una cama junto a sus dos hijas en Cuba, las únicas imágenes que se tienen del gobernante desde que tuvo la recaída del cáncer.