Jurado sentencia a Lashaun Casey a cadena perpetua

Por: Rafael Lenín López

11/4/13 5:48 PM - Actualizado: 11/4/13 10:04 PM

En el segundo caso de pena de muerte este año en la Isla

El veredicto fue 8 a 4 en favor de la sentencia de cadena perpetua para el estadounidense Lashaun Casey, hallado culpable de asesinar al agente encubierto Jesús Lizardi Espada el 1 de agosto de 2005, y de cometer un carjacking, delitos ambos elegibles para pena de muerte.

El jurado no pudo llegar por unanimidad a un veredicto de pena de muerte en ninguno de los cargos que pesaban contra Lashaun Casey.

Algunos analistas especularon que en esta ocasión el jurado pudiera haber optado por la pena capital, debido a que el convicto no era puertorriqueño, y los miembros de este jurado estuvieron al tanto de las reacciones a la decisión de no pena de muerte para el convicto anterior, Alexis Candelario Santana.

Sería el sexto caso reciente en que la Fiscalía Federal pide la pena de muerte para un reo procesado en Puerto Rico.  

Testigos en sala señalaron que Caseyr salío llorando de la sala, agradecido al jurado y a sus abogados de que lo libraran de la pena capital. 

Por su parte los miembros de la familia de la víctima, salieron visiblemente consternados por la negativa una vez más de un jurado puertorriqueño de emitir un veredicto unánime en favor de terminar con la vida del convicto por asesinato.

 

-------------------

 

 

CONVICT LASHAUN CASEY SENTENCED TO LIFE IN PRISON
 
        SAN JUAN, PR – Today, Lashaun Casey, 32, faces life in prison following his conviction of murdering undercover Puerto Rico police officer Jesús Lizardi-Espada on August 1, 2005, announced United States Attorney Rosa Emilia Rodríguez-Vélez.   
 
On March 19, 2013, Casey was convicted of three counts of carjacking, using a firearm during and in relation of a violent crime, and being a felon in possession of a firearm.  These offenses occurred on August 1, 2005, during an undercover drug transaction.
 
        The counts of conviction on capital murder charges necessitated a separate penalty phase of the trial.  That phase began on Monday, April 8.  Today, the jury announced it was unable to reach a unanimous sentencing verdict. As a result, a sentence of life in prison will be imposed.  There is no parole in the federal system.
 
“Mr. Casey committed a brutal act of violence against a police officer,” said Rosa Emilia Rodríguez-Vélez, U.S. Attorney for the District of Puerto Rico.  “Today, a Puerto Rico jury emphatically rejected his behavior and brought him to justice.  We cannot, and we will not, slowdown in our efforts to hold violent criminals like Casey accountable for their crimes.”
 
The case was investigated by the FBI and Puerto Rico Police Department, with the collaboration of Instituto de Ciencias Forenses and the Puerto Rico Department of Justice, and prosecuted by Senior Litigation Counsel, Assistant United States Attorney Scott Anderson and Assistant United States Attorney Mariana Bauzá.
----------------

 Expresiones de la Coalición Puertorriqueña contr la Pena de Muerte   

 
En el día de hoy un jurado puertorriqueño se ha negado a reinstalarla pena de muerte en Puerto Rico.

La pena capital constituye unagravio contra la voluntad del pueblo y una imposición tiránica delgobierno federal en Puerto Rico.

El jurado no sucumbió ante la propuesta de la fiscalíafederal.   La que promueve un retroceso histórico que nada aporta albienestar del país. Se ha demostrado que la legislación federal de pena de muerte se encuentra en una vergonzosa retaguardia en lapreservación de los Derechos Humanos, correspondiendo el quinto lugar en el mundo entre los países que ejecutan a seres humanos.

Más de dos terceras partes de los estados del globo han dejado de condenar a muerte por diversas razones. Incluso en losEstados Unidos en los pasados 6 años, unos 6 estados la han abolido.  La tendencia en la Corte Federal en San Juan va en contra de la del resto del planeta y en dirección opuesta a la historia de la humanidad. Quien camina hacia el pasado no puede aspirar a ser parte del futuro.

Resulta insólito que se pretendiera la pena de muerte paraCasey.  Un editorial publicado por el periódico New York Times destacó que los fiscales federales asignados al caso en Puerto Rico le solicitaron originalmente al Secretario de Justicia Federal que se buscara la cadena perpetua en lugar de la pena de muerte.  El Secretario de Justicia Federal, Eric Holder, se negó a ello, afirma el editorial, debido a que no quería reabrir el proceso burocrático interno de la agencia que dirige. Consideramos que la postura asumidapor el Holder constituye un acto de insensibilidad.

La pena de muerte es una de las mejores muestras dedesprecio a la vida, no es la única pero se destaca por el hecho deque el estado pretende con ella elevar a política pública la conductade los asesinos.  El abolicionismo no se deja guiar por los asesinos,quienes no son nuestros maestros, modelo o ejemplo. En eso nos diferenciamos de los que proclaman a la muerte como una opción.
 

No hay derecho a ejecutar a un convicto cuando existen otras medidas de castigo como el encarcelamiento, lo cual hace innecesario la ejecución del convicto.

Reiteramos que la imposición de la pena capital no es una soluciónpara detener el espiral de violencia y criminalidad. No podemos convertirnos en parte del ciclo de la muerte, inyectándole legitimidad al acto macabro de quitarle la vida a un ser humano. La pena de muertees parte de la conducta criminal. Ambas comparten el desprecio a lavida.

Exigimos y demandamos a la Jefa de la Fiscalía Federal a que le requiera al Secretario de Justicia de los Estados Unidos el cese inmediato de certificaciones de casos provenientes de Puerto Rico en reconocimiento de la repudio a la pena capital. La lealtad de los funcionarios públicos sean federales o estatales debe estar primero con la voluntad del pueblo. Lo contrario es tiranía e imposición.

Emplazamos al gobernador de Puerto Rico a que demuestre con determinación y contundencia la oposición a la pena de muerte que h aexpresado ante los medios de comunicación y tome todas las accionespara una reunión cara a cara con el Secretario de Justicia Federal.

A nombre de todas las organizaciones y personas que componen la Coalición Puertorriqueña contra la Pena de Muerte, agradecemosenormemente todas las muestras de solidaridad, y trabajo intenso realizado desde cada uno de nuestros espacios.  La lucha no terminaaquí.  Les exhortamos a todos y a todas a seguir trabajando en una sola dirección: la total erradicación de la pena de muerte en PuertoRico y en todo el planeta.

El próximo 15 de abril comenzará la selección del jurado en el caso contra Xavier Jimenez Bencevi.  La Coalición estará atenta aldesarrollo del caso y de haber una convicción iniciaremos manifestaciones en contra de la imposición de una pena de muerte.
No hay caso apropiado, no es el momento de renunciar o renegociar o condicionar nuestras convicciones.  La campaña continúa.Nuestro compromiso continuará hasta que la pena de muerte no se le aplique a nadie, ni en nuestro territorio, ni en el ajeno Venganza no es justicia.