Aprueban incentivos a pequeños negocios

Por: CyberNews / The Associated Press

23/9/10 4:03 PM

Los aprueba la Cámara de Representantes Federal y Puerto Rico deberá recibir millones de dólares

Aprueban incentivos a pequeños negocios

 

WASHINGTON (CyberNews) -  El comisionado residente Pedro Pierluisi informó que la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el jueves un proyecto de ley que representará para Puerto Rico millones de dólares en fondos federales para incentivar pequeños negocios.

Según Pierluisi, con la aprobación del Small Business Jobs and Credit Act of 2010, la Isla se beneficiará de un programa que establece que cada institución financiera podrá pedir prestado al gobierno federal entre el tres y el cinco por ciento de sus activos, dependiendo del tamaño del banco.

De acuerdo al Congressional Research Service, al menos tres bancos en Puerto Rico podrán accesar a este programa, disponible para instituciones financieras que tienen menos de diez mil millones en activos y que no estén calificados como “problemáticos” por el FDIC.

La institución repagará al gobierno a un interés inicial de cinco por ciento, interés que podría reducirse si el banco demuestra que ha aumentado el número de préstamos que ofrece bajo el programa.

El interés podría bajar a tan sólo un uno por ciento si el banco demuestra que su portafolio de préstamos a pequeños y medianos negocios aumentó en un diez por ciento. No obstante, si el banco reduce su actividad prestataria los intereses subirán a un siete por ciento.

Por otro lado, Perluisi indicó que la medida aprobada también dispone de otros 1,500 millones de dólares para que los estados creen programas para aportarle capital a pequeños negocios, que en ocasiones anteriores ha representado 20 millones de dólares para la Isla.

Asimismo, el proyecto extiende hasta diciembre 31 de 2010 una disposición de la Ley de Reinversión y Recuperación Económica (ARRA) que permite eliminar los cargos de los préstamos otorgados por la Administración de Pequeños Negocios, además de aumentar la garantía que ofrece el gobierno de un 75  a un 90 por ciento.

“La situación económica a nivel nacional, incluyendo Puerto Rico, ameritaba la aprobación de esta medida, que ahora pasa a la firma del presidente Barack Obama. Si bien es cierto que nuestra economía da señales de recuperación, también lo es que el gobierno debe seguir buscando alternativas para ofrecer incentivos que nos lleven a la recuperación total”, concluyó el Comisionado Residente.

 

WASHINGTON (AP) — La mayoría demócrata del Congreso aprobó el jueves un proyecto de ley demorado que ayudaría a las pequeñas empresas a enfrentar sus dificultades a través de facilidades para el crédito e incentivos para contratar empleados y expandirse.

Luego de una votación partidista en la Cámara de Representantes, con 237 legisladores a favor y 187 en contra, ahora el proyecto de más de 40.000 millones de dólares deberá ser promulgado por el presidente Barack Obama. Es el último vestigio de las políticas de empleo que habían prometido los demócratas, pero que se vieron frenadas en el Senado por las maniobras dilatorias de la oposición republicana.

El proyecto —aprobado por la cámara alta la semana pasada— crea un fondo gubernamental de 30.000 millones de dólares para ayudar a bancos de pequeñas comunidades a prestar dinero a las empresas de menor tamaño que tanto lo necesitan. También reduce en unos 12.000 millones la carga impositiva de estas compañías y refuerza los programas de préstamos de la Administración de Pequeños Negocios.

"Combina un alivio impositivo con mayor acceso al importante financiamiento para que las pequeñas empresas de nuestra nación puedan avanzar con sus planes de expansión demorados o nuevos", dijo la representante demócrata Chellie Pingree. "El crecimiento de las pequeñas empresas significa creación de empleos".

Los republicanos, que parecen encaminarse a grandes avances en las elecciones legislativas de principios de noviembre, equipararon al nuevo fondo crediticio con el impopular rescate del sistema financiero del 2008, conocido como TARP.

"Lo que tenemos frente a nosotros hoy es el TARP junior", dijo el representante cubano-estadounidense Lincoln Díaz-Balart, de Florida.

Aunque los bancos comunitarios respaldan la medida con entusiasmo, los grupos que representan a pequeñas empresas —de tendencia republicana— le han dado apenas un tibio apoyo, ya que prefieren iniciativas para que continúen algunos recortes de impuestos.

"Tiene algunas partes buenas, pero su impacto será mínimo", dijo Bill Rys, asesor impositivo de la Federación Nacional de Negocios Independientes, con relación al paquete.

La votación del jueves es una victoria menor para los demócratas, aunque muy necesitada a medida que se acercan las elecciones.

"El proyecto de empleos de pequeñas empresas aprobado hoy ayudará a dar préstamos y recortar los impuestos a millones de dueños de negocios pequeños", dijo Obama en un comunicado. "Tras meses de obstrucción partidista y demoras innecesarias, estoy agradecido porque los demócratas y unos pocos republicanos se unieron para apoyar este plan dictado por el sentido común para volver a mandar a los estadounidenses a trabajar".

Al principio del año, los demócratas tenían planes ambiciosos de crear "empleos verdes", otorgar nuevos fondos a obras de caminos, puentes y otros proyectos de infraestructura, financiar un programa de empleos de verano para jóvenes en situaciones desventajosas y renovar los subsidios de salud a los desempleados. Sin embargo, las iniciativas que terminaron aprobando fueron mucho menores.