Gobernador firma ley de incentivos

Por: CyberNews / Noticentro

2/9/10 11:20 AM

Se trata de un conjunto de leyes de incentivos para la compra de vivienda

GUAYNABO – El gobernador Luis G. Fortuño convirtió el jueves en ley el Programa Impulso Vivienda 2011 que busca fomentar la obtención de viviendas, así como el desarrollo económico y la creación de empleos.

El Gobernador resaltó que el mes pasado anunció cuatro nuevos programas para rescatar e impulsar de inmediato el mercado de viviendas en la Isla. Estas iniciativas, incluyen incentivos para el consumidor que facilitan la adquisición de una vivienda, ya sea nueva o existente.

“Todo puertorriqueño aspira y tiene derecho a vivir la calidad de vida en su tierra y disfrutar de su más preciado activo: su vivienda. La vivienda es símbolo de unión familiar, fuente de orgullo, y promotor de la integridad personal y comunitaria. Nuestro plan atiende las deficiencias en la oferta de vivienda en nuestro pueblo, al prestar atención a aquellos con necesidades particulares”, expresó el Gobernador.

El conjunto de Leyes de Incentivos de Compras de Viviendas servirá como herramienta para el desarrollo económico que este sector lleva esperando por la pasada década. Bajo esta nueva ley, no habrá mejor momento para comprar, vender o alquilar tu vivienda, durante una ventana especial, que ya empezó y que se extiende hasta el 30 de junio del año que viene.

Entre los beneficios que provee esta ley se encuentran: cero cargos por concepto de sellos y comprobantes al comprador; cero contribución sobre la propiedad por cinco años para residencias nuevas, adquiridas durante la ventana; y cero impuesto sobre ganancia de capital realizada en compraventas de propiedades residenciales y comerciales existentes, siempre y cuando su valor no sobrepasa los 3 millones de dólares.

Asimismo, los que adquieren una propiedad de nueva construcción durante esta ventana de oportunidad, también serán exentos del impuesto sobre ganancia de capital a realizarse en el futuro. Mientras, los que adquieren propiedad residencial existente, sólo pagarán la mitad de la tasa de impuesto sobre ganancia de capital, y 50 por ciento menos en cargos por concepto de sellos y comprobantes en escrituras de cancelación de hipoteca.

Este estímulo también incluye que el ingreso devengado de cualquier arrendador elegible proveniente del arrendamiento de propiedad residencial estará exento de contribución sobre ingresos de Puerto Rico, por los próximos diez años.

Mientras tanto, el otro programa que incluye la nueva ley, Mi Nuevo Hogar, provee un incentivo de 5 por ciento del precio de venta, desde 5,000 hasta 10,000 dólares, para utilizarse en gastos de cierre y/o pronto.

Por su parte, el director ejecutivo de la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda, George Joyner, expresó que “hemos reconocido la necesidad de darle un fuerte impulso al sector de vivienda y, sobre todo, proveer las herramientas que necesita nuestra gente para poder lograr hogares dignos y seguros. Con este paquete, hoy restablecemos la confianza en el mercado, impulsamos la economía y hacemos realidad los sueños de muchos puertorriqueños”.

El Primer Ejecutivo concluyó que, “es hora de que se realicen medidas drásticas y confío en que éstas sirvan para reducir el inventario de vivienda y así impulsar la compraventa de propiedades inmuebles para activar la cadena económica y el sector de la construcción”.