• CSI: New York

    La incorporación al C.S.I. de Lindsay Monroe; una nueva oficina en el piso 35 de un rascacielos del centro de Manhattan con un laboratorio equipado con la tecnología más avanzada; y un mayor protagonismo de la Gran Manzana, constituyen las principales novedades de la segunda temporada de C.S.I. Nueva York.

    Lindsay Monroe, una agente que trabajó tres años como C.S.I. en el estado de Montana y finalmente cumplió su sueño de trasladarse a vivir a una gran ciudad como Nueva York. Su formación en una localidad pequeña facilita que la especialista no tenga ningún problema para afrontar cualquier tipo de trabajo con arrojo y buena voluntad, lo que aprovechará Mac Taylor desde el primer caso que le asigna. Se trata de un personaje que aportará frescura al laboratorio, aunque el motivo que la impulsó a dedicar su vida a este trabajo constituye un secreto oscuro y devastador.