Era 1996 y la escena musical puertorriqueña se debatía entre el underground, aquel padre del reggaeton, el rock en español y la música tropical. Pero, una banda local nacía ese año, alejada de esos acordes. Apostaba a un ritmo nacido en otra latitud del caribe: el reggae, pero el reggae conectado a elementos musicales propios de su identidad nacional e influencias musicales.

Cultura Profética: un grupo compuesto por jóvenes que, sin saberlo, lideraría una revolución cargada de ideas nuevas.

En 1998 los primeros acordes de “Canción de Alerta” probaron el alcance de aquella propuesta musical para toda una generación. Un movimiento que se armó de seguidores entusiastas que les seguían de festival en festival, de pub en pub, el epicentro de aquella ola llamada Cultura Profética nació en el Anfiteatro Tito Puente

25 años más tarde, Cultura sigue tan vigente como entonces.