SAN JUAN — El juez federal Gustavo Gelpí sostuvo el sábado que desde que está en vigencia la Constitución del Estado Libre Asociado (ELA) el gobierno federal ha tratado a Puerto Rico cada vez más como un estado federado, pero admitió que aún hay desigualdad.

En un mensaje con motivo de la conmemoración del aniversario de la Constitución del ELA, Gelpí opinó que, a pesar de la desigualdad que aún existe, Puerto Rico tiene una posición privilegiada con relación a otros países de América Latina.

"Desde la vigencia de la Constitución de Puerto Rico, el Congreso de los Estados Unidos ha tratado a Puerto Rico más y más como a un Estado de la Unión, aunque este trato, al día de hoy, en ciertos aspectos de envergadura continúa siendo inferior y desigual al de los estados", indicó el juez federal.

"Puerto Rico recibe trato más parecido al de un estado, incluyendo el respeto que tienen los tribunales federales a que los tribunales supremos estatales sean el último intérprete de las constituciones estatales, incluida la de la Isla", expresó.

El juez Gelpí, en una opinión judicial en octubre del año pasado, declaró que Puerto Rico se ha convertido en territorio incorporado de los Estados Unidos por los actos del Congreso federal hacia la Isla.

"No obstante, no cabe duda, que aún con esto, el pueblo de Puerto Rico por su relación constitucional con los Estados Unidos se encuentra en una posición envidiable a través del Caribe y la mayoría de los países de América Latina", señaló Gelpí en su mensaje como orador invitado.

La actividad oficial del gobierno de la conmemoración del 57 aniversario del ELA se celebró en el patio interior del Edificio de la Real Intendencia, sede del Departamento de Estado, en el Viejo San Juan.

El juez federal declaró que el Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico debería recurrir con más frecuencia a la solicitud de certificaciones al Tribunal Supremo de Puerto Rico para que le oriente sobre la interpretación correcta de controversias en torno al derecho puertorriqueño.

"Este mecanismo debe ser utilizado con más frecuencia por el Tribunal Federal y aceptado por el Tribunal Supremo, para darle valor verdadero a la Constitución de Puerto Rico y así reconocer la importancia constitucional que tiene el más alto foro judicial de Puerto Rico dentro de un sistema federalista", sostuvo el juez.

La solicitud de certificación es un recurso que tienen a su disposición los tribunales federales cuando necesitan consultar alguna interpretación sobre el derecho local concerniente a algún asunto en que no hayan precedentes aún. Así se le da al tribunal supremo de la jurisdicción decidir la interpretación correcta, conforme al derecho local.

"En Puerto Rico, con alguna frecuencia vemos choques constitucionales cuando se cuestiona una ley o acción gubernamental local bajo la constitución federal. Esto, más que un conflicto, es algo saludable y es prueba de que existe y funciona un sistema federalista. Aunque aquí nos puede parecer que es único, no es cierto. En todos los estados ocurre esta misma fricción", afirmó Gelpí en su alocución.