A más de tres semanas del paso del huracán María por Puerto Rico, son muchas las lecciones que hemos podido aprender los boricuas durante este tiempo.

Pero no sólo los puertorriqueños han recibido una experiencia de vida, sino también otros funcionarios, voluntarios y personas de otros países que han llegado para aportar a la isla.

Así lo dejó saber el soldado americano David Anderson, quien publicó estas letras en su cuenta de Facebook: 

"Hoy tuve la mayor diversión que he tenido en mis siete años con la Fuerza Aérea de los EE.UU. Anteriormente, tuve la oportunidad de acompañar a los marines en su águila pescadora V-22 en una misión para brindar ayuda a los atrapados en lo alto de las montañas, lejos de la costa en Puerto Rico. Tan pronto como llegamos a cualquier punto, la respuesta fue abrumadora. Tengo más abrazos que en 5 años, signos de paz, pulgares arriba y besos de damas mayores como nunca antes. La gente estaba emocionada de vernos y nos complació tomar fotos, hablar, compartir una carcajada y vaciar el avión de suministros trabajando juntos rápidamente. Realmente, no puedo transmitir lo conmovedor que fue. Pude ver el impacto que estamos haciendo. Es un largo camino por recorrer para la gente de Puerto Rico, pero sus actitudes parecen desafiantes. Por lo que vi, ni siquiera un huracán tan grande como María fue suficiente para aplastar el espíritu de la gente aquí. Me siento privilegiado de poder ayudar. Puerto Rico 2017". [Traducido]

Al momento de esta nota, la publicación contaba con más de 20 mil reacciones, sobre 3,800 comentarios y 13,423 veces compartido en Facebook.