El corredor de inversiones Ángel Fernando Collazo-Godineaux fue sentenciado el jueves a 46 meses de cárcel y al pago de una multa de más $1.4 millones por el esquema de fraude y lavado de dinero.

El anuncio lo hizo la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez a través de un comunicado de prensa.

Según las acusaciones, Collazo-Godineaux, dueño de ACJ Capital, indujo a 17 personas a invertir sobre $1.5 millones, que terminaron en pérdidas casi totales de todo el capital invertido.

Como parte del esquema, éste confeccionaba estados de cuenta falsos, impresos y electrónicos, a través de los cuales les mostraba a sus clientes clientes balances positivos, cuando en realidad las cuentas estaban bajando o ya se encontraban en $0.

La convicción por lavado de dinero, por otro lado, se relaciona con la compra de un bote con comisiones obtenidas de los fondos de sus inversionistas.

“La Oficina del Fiscal Federal está comprometida a prevenir los crímenes financieros y proteger a lo puertorriqueños. Los esfuerzos en conjunto con la U.S. Commodity Futures Trading Commission, la División del Cumplimiento y el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en ingés) condujeron al arresto de este individuo, que ya no será capaz de defrauder a inversionistas”, indicó Rodríguez en expresiones esritas.