¡Qué juego! Puerto Rico dio la milla extra para obtener su pase a la final del Clásico Mundial de Béisbol, tras enfrentarse en un juego muy cerrado a Holanda. 

Fue en la primera entrada cuando el equipo de Países Bajos inició con "home run", acompañado de un hombre en base.

No pasó mucho cuando llegó Carlos Correa al plato y la sacara del parque, con Francisco Lindor en la segunda  base.

Ya en la segunda entrada, T.J. Rivera brilló también al pegar un cuadrangular que posicionó a la novena boricua 3-2.
Tres entradas después, el partido se apretó cuando Holanda logró conectar su tercera carrera, para ponerlo empate. 

Después de llegar a la novena entrada, ambos equipos permanecían iguales, por ello, se fueron a entradas extras.

Pero como una movida de último minuto, Eddie Rosario hizo un elevado de sacrificio al jardín central para que Carlos Correa anotara la carrera ganadora.

¡CELEBRA BORICUA! Pasamos a la final del Clásico Mundial de Béisbol.