Una activista acusó al artista Bruno Mars por ser un “buitre cultural” que se beneficia de la música negra tradicional, según CNN.

La apropiación cultural, se define como “la acción de tomar o usar cosas de una cultura que no es la tuya, específicamente sin demostrar que entiendes o respetas esta cultura”.

Mars es conocido por mezclar en su música los géneros funk, soul, R&B, reggae y hip-hop, géneros que son tradicionalmente afroamericanos.

El padre de Mars es puertorriqueño y su madre es filipina.

Una activista dijo que “Bruno Mars es 100% un apropiador cultural. No es negro, para nada, y juega con su ambigüedad racial para mezclar géneros”.

Algunos están de acuerdo con la activista, mientras otros defienden a Mars.

Uno de los artistas negros, a los que se le acusa a Bruno Mars de haber copiado, elogió al cantante a través de su cuenta de Twitter y le atribuyó haber contribuído a devolver ese clásico sonido a las masas.

"Definitivamente siento que hay una lucha por ser un rapero blanco. Pero no quiero ser un rapero. Solo quiero ser una persona que hace música", dijo el artista durante una entrevista realizada el año pasado.