Un caso lleno de interrogantes, pocas preguntas, sin justicia y lleno de errores en la fase investigativa. El caso del asesinato del niño Lorenzo González Cacho permanece como uno de los misterios sin resolverse que más ha impactado al pueblo de Puerto Rico y que no aparenta tener una solución ni a corto ni a largo plazo.

Parte de esa culpa la comparten las personas involucradas en la fase investigativa de la muerte violenta, una que no se manejó correctamente, como aceptó hoy el secretario del Departamento de Justicia de aquel momento, César Miranda.

Uno de esos errores, quizás el más controversial y discutido públicamente, fue la limpieza completa de la escena del crimen a solo horas de ocurrido el 9 de marzo de 2010.

"Cometen el mayor de todos los errores que es que había duda de si limpiar la casa o no. La fiscal (Mariela) Santini llama a su supervisora y le dice 'para que vengas por si... no, no dale. Limpien la casa'. Y limpian la casa. Todo vestigio de evidencia que podía haber allí se la llevan, hasta manguera le pegan a la casa. Se llevan el matre ensangrentao', se llevan todo", sostuvo sorprendido Miranda, quien habló en exclusiva con Katiria Soto para la sección Crímenes Sin Esclarecer.

Con la alteración de la escena por la propia fiscalía, la teoría que tenían para resolver lo ocurrido perdió fuerza por la falta de evidencia. Así las cosas, recayó en mucha presión hacia las hermanas del futbolista de 8 años, quienes sufrieron y vieron su proceso de asimilación y duelo muy afectado.

"Hubo mucha presión pública dirigida, particulamente, a mi hermana y a mi relacionado a qué tipo de conocimiento y testimonio teníamos sobre esa noche. Eso afectó muchísimo, puedo hablar de mi experiencia, mi proceso de asimilar toda esta situación", recordó su hermana.

La joven de 24 años añadió que, durante el proceso de sanación, tomó la decisión de hablar de la trágica noche solo a los "canales de justicia" que entienda que puedan arrojar luz al caso.

"En relación de esa noche yo creo que se ha expuesto mucho, en todos medios, detalles y etcétera de todo lo que ha ocurrido. Yo he tomado una decisión de, en relación a esa noche, tratar de dejar mi testimonio para canales de justicia, y creo que continuaré en esa decisión", aseguró.

Aunque según Miranda el caso se debió resolver con el arresto de Luis Gustavo Rivera Seijo, alias "El Manco" —quien fue absuelto de los cargos luego que Justicia perdiera en dos ocasiones en los tribunales—, el licenciado Mario Moczó recordó que la defensa del hombre giró en torno a "incongruencias" de la prueba.

Moczó, que se hizo famoso en el país por ese caso, recordó que faltaban detalles con los patrones de sangre, arma homicida, la falta de pruebas de Rivera Seijo en la casa y, lo más comentado, cómo una persona sin un brazo brincó la verja de la residencia en la urbanización Dorado del Mar, en Dorado.

Ni la hermana ni el padre del niño Ahmed Alí González creen que "El Manco" fue quien cometió los hechos.

Hoy, 29 de noviembre se supone que Lorenzo cumpliera 21 años de edad si no hubiera sido asesinado.

NotiCentro presentará mañna miércoles la tercera y última parte para tocar otras teorías que se manejaron y la esperanza de la familia de que, algún día, haya justicia.

CONTENIDO RELACIONADO:

Jay Fonseca sobre el niño Lorenzo: "Tiempo que pasa, verdad que huye"

Hermana del niño Lorenzo revela datos del caso y que no habla con Ana Cacho