La televisión ha evolucionado mucho desde que llegó a la Isla, pero aún sigue cautivando a miles y miles de personas.