PUERTO VALLARTA, Mexico (AP) — El huracán Patricia se ha degradado a depresión tropical en el norte de México, informa el Centro Nacional de Huracanes en Miami.

Patricia, que fue el huracán más poderoso que se haya registrado en el hemisferio occidental, se debilitó rápidamente al tocar tierra el viernes por la noche.

Promediando la mañana del sábado, los vientos máximos sostenidos eran de 55 kph (35 mph) y se encontraba 155 kilómetros (95 millas) al noreste de Zacatecas.

Se pronostican lluvias en el sur de Texas alimentadas por los restos de la tormenta.

A las 9:15 de la mañana, la localidad turística de Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco, amaneció el sábado aliviada al comprobar que los efectos de Patricia, que tocó tierra como huracán categoría 5, fueron mucho más leves de lo esperado.

Por la mañana, los turistas salían a las calles a tomarse 'selfies' junto a una escultura que preside la bahía mientras los propietarios de negocios barrían los restos dejados por la tormenta.

"Afortunadamente aquí no pasó nada", dijo Maximiliano Macedo, un vecino de la ciudad que paseaba el sábado por la mañana con su mujer con la curiosidad de ver los efectos de Patricia, el huracán para el que se habían preparado con preocupación pero que, finalmente, pasó casi de largo por su localidad.

A las 7:30 de la mañana, Patricia dejó de ser el gran huracán que amenazaba México. El sábado por la mañana se degradó a tormenta tropical, con vientos sostenidos máximos de 80 kilómetros por hora (50 millas por hora).

La tormenta se encontraba el sábado a unos 55 kilómetros (35 millas) al noreste de Zacatecas, en el centro del país, y se movía hacia el norte-noreste a una velocidad de 33 kilómetros por hora (21 millas por horas), en dirección a Texas.

Pese a su pérdida de fuerza, las autoridades mexicanas mantenían la alerta por los riesgos de inundaciones y deslaves causados por lluvias torrenciales.

Enrique de la Madrid, secretario federal de Turismo, dijo que las montañas de Jalisco sirvieron de "de barrera" para evitar que parte del viento llegara a lugares como Puerto Vallarta y confió en que a lo largo del sábado pudieran restablecerse los vuelos comerciales desde este estado.

En Barra de Navidad, una localidad turística del estado de Jalisco y por donde Patricia tocó tierra como el huracán más potente registrado en el hemisferio, "las olas eran impresionantes", explicó Domingo Hernández, trabajador de un hotel que quedó parcialmente inundado.

El momento más complicado fue en torno a las 7 de la tarde del viernes, poco después de que el huracán impactara en la costa. "Todas las calles están llenas de árboles caídos (...), postes, cables".