DALLAS (AP) — Un poderoso sistema de tormentas atravesó Texas el sábado, provocando inundaciones en carreteras y el descarrilamiento de un tren mientras partes del estado se protegían de la llegada desde México de los remanentes del que fuera el huracán Patricia.

Varias partes de Texas, incluidas sus ciudades más grandes, estarán bajo alerta de inundaciones hasta el domingo o lunes. Los remanentes de Patricia, que se degradó a depresión tropical y se pronostica que llegará al norte de México la noche del sábado, podrían aumentar la lluvia en el sur y centro de Texas, informó Jesse Moore, un meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Fort Worth.

El sistema de tormenta ya había arrojado el viernes más de 30 centímetros (un pie) de lluvia en ciertas partes del estado y forzó el cierre de varias carreteras importantes a causa de la inundación.

Un tren de carga de Union Pacific se descarrilló la madrugada del sábado cerca de Corsicana, a unos 80 kilómetros (50 millas) al sur de Dallas, a causa de un arroyo desbordado que arrasó las vías, informó el vocero de ferrocarriles, Jeff DeGraff. Los dos tripulantes lograron nadar a una zona segura y nadie resultó herido, agregó.

Una locomotora y varios vagones cargados con grava fueron arrastrados al agua y se sumergieron parcialmente, dijo DeGraff. No tenía detalles específicos sobre cuántos vagones se descarrilaron porque no se podía llegar al lugar a causa de la inundación.

La sección de la Interestatal 45 cerca de Corsicana que cerraron durante la noche se reabrió la mañana del sábado. Moore afirmó que desde el viernes en la mañana, Corsicana había recibido 45 centímetros (18 pulgadas) de lluvia y Powell 50 centímetros (20 pulgadas).

Aproximadamente 100 vuelos se habían cancelado el sábado en el aeropuerto internacional Dallas-Fort Worth, informó el monitor de vuelos flightaware.com.

Una alerta de inundación entró en efecto en Dallas, Fort Worth, Waco, Austin y San Antonio hasta la mañana del domingo, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional. Corpus Christi, Laredo y Brownsville estarán bajo alerta de inundación hasta la noche del sábado.

Los meteorólogos dicen que Houston y Galveston permanecerá bajo alerta de inundación hasta la mañana del lunes, con posibles inundaciones en la costa.

Patricia fue el huracán más poderoso registrado en el hemisferio occidental y tocó tierra el viernes en la costa del Pacífico mexicano como un meteoro de categoría 5. Rápidamente perdió fuerza al avanzar al interior y al parecer provocó sorprendentemente pocos daños.