Ford canceló planes para crear una planta de 1.600 millones de dólares en México, horas después de que el presidente electo Donald Trump prometiera someter fuertes impuestos a la importación de automóviles construidos fuera de Estados Unidos.

Trump tuitió el martes temprano que GM estaba enviando Cruzes hechos en México a Estados Unidos libres de impuestos. En la publicación indicó que GM tenía que detener esta operación o tendría que pagar un impuesto de frontera.

Las acciones de GM cayeron un 0,4 por ciento a 34,70 dólares en el premercado tras el tuit. El año pasado, Trump amenazó con ponerle impuestos a Ford, que planifica cambiar la producción del Focus compacto a México. 

Durante el día de hoy, Ford anunció que cancelaría el plan para la creación de una nueva planta y que agregará 700 puestos de trabajo en Michigan para construir vehículos eléctricos y autónomos.