Las imágenes de la mujer, que fue acosada con comentarios racistas por utilizar una camisa de Puerto Rico, le han dado la vuelta al mundo.

A parte del americano que lanzó las fuertes expresiones xenofóbicas, otro muy criticado fue el oficial que presenció los hechos y no tomó acción.

Como una movida sorpresiva, este agente renunció a su cargo el miércoles por la noche; así lo confirmó a través de las redes sociales de la policía de Bosques Forestales del Condado de Cook, en Chicago.

Tan reciente como el pasado 14 de junio, la fémina se disponía a celebrar una fiesta de cumpleaños en el Caldwell Woods, cuando fue víctima de acoso racial por un estadounidense.

MIRE EL VÍDEO COMPLETO AQUÍ