Hoy tendrá que acudir al Instituto de Ciencias Forenses para identificar a su hijo el padre de un hombre de 33 años que murió por desnutrición. 

Según se informó, fue este miércoles cuando Ángel Cruz acudió a las autoridades para notificar la muerte de su hijo quien aproximadamente pesaba unas 40 libras.

El cadáver estaba en una cama tirada en el piso en una residencia no habitable y según su progenitor lo alimentaba con comida para bebés porque no toleraba otros alimentos.