El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo, catalogó de "absurdo y rídiculo" el salario de 750,000 dólares del nuevo director de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Rafael Díaz Granados.

Durante el día de ayer, Walter Higgins II, que se mantuvo al mando de la corporación pública por cuatro meses,  renunció a su cargo por razones personales y en un comunicado de prensa citó razones relacionadas a la compensación prometida. Ante su renuncia, Jaramillo criticó que se pagara 100,000 dólares a Higgins como gastos de mudanza "para hacer nada en cuatro meses".

"Mientras nuestra agencia no tiene uniformes o botas, se puede pagar un sueldo de 750,000 dólares...se demuestra con esto la falta de compromiso con el país", indicó.