SAN JUAN - Los representantes populares Luis Vega Ramos, Brenda López de Arrarás y Víctor "Cacho" Vassallo señalaron que las recientes expresiones del gobernador Luis Fortuño distanciándose de la llamada Vía Verde, constituyen una admisión tardía y electorera de que el multimillonario proyecto no es necesario.

Los tres legisladores Populares, quienes son autores de varias medidas legislativas dirigidas a detener el proyecto de Vía Verde, denunciaron que las declaraciones del gobernador confirman que el propósito real detrás del impulso al proyecto del gasoducto era otorgarle sobre 30 millones de dólares del pueblo de Puerto Rico a unos intereses económicos cercanos al gobernador, de cara a la campaña electoral de ese año, y a sabiendas de que dicho proyecto realmente no iba a ningún lado.

El miércoles Fortuño expresó en una entrevista radial (NotiUno) que el polémico gasoducto podría no construirse si la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) encuentra formas más baratas de convertir sus termoeléctricas a gas natural.

"El ex director de la AEE, Miguel Cordero, me admitió en las vistas de presupuesto celebradas en mayo del año pasado que la alternativa de conectar las plantas de Aguirre y Costa Sur a un sistema de barcazas era uno viable, de rápida implantación y que lograría que un 60 por ciento de la generación de energía eléctrica se moviera con relativa facilidad al gas natural sin necesidad del peligroso y controversial gasoducto.  Sobre 30 millones de dólares de fondos públicos gastados y tras año y medio de amarga controversia, Fortuño acepta que los opositores a Vía Verde teníamos razón", dijo Vega Ramos, quien es portavoz PPD en la Comisión de Hacienda.

Por su parte, López de Arrarás dijo que “con su declaración, el gobernador Fortuño finalmente acepta lo que nosotros hemos estado advirtiendo a través de la legislación que hemos presentado. Que el proyecto del gasoducto es peligroso, costoso e innecesario.  El pueblo debe mantenerse vigilante para asegurarnos que esta expresión del gobernador no sea una manera de desactivar la masiva oposición a este proyecto. Emplazamos al gobernador  a que hable claro.  Se está comprometiendo a detener el gasoducto ¿sí o no?".

Por su parte, el representante Vassallo señaló que las expresiones de Fortuño obedecen al reconocimiento del gobierno de que los puertorriqueños mayoritariamente coinciden con la posición del PPD.

"Ya Alejandro García Padilla ha dicho claramente que bajo su gobierno no se continuará el proyecto llamado Vía Verde.  Ante esa realidad contundente, el gobernador Fortuño parece querer aparentar que ahora él también se dispone a descartarlo, pero no se puede bajar la guardia y nuestro pueblo no lo hará", concluyó Vassallo.