El gobernador Ricardo Rosselló señaló que la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) debe atemperar el sueldo de 750,000 dólares del nuevo director de la agencia, Rafael Díaz Granados, a la situación fiscal del gobierno de Puerto Rico.

Rosselló indicó que el sueldo del funcionario “no guarda proporción con la condición financiera de la AEE, la situación fiscal del Gobierno, ni con el sentir de un Pueblo que está realizando sacrificios para levantar a Puerto Rico”. Indicó, además, que la Junta de Gobierno de la AEE debe atemperar el sueldo a la situación financiera de la agencia y de Puerto Rico y de no estar de acuerdo “deben renunciar a sus cargos, para que los asuman personas que trabajen arduamente en la búsqueda de un buen director ejecutivo dispuesto a trabajar por un salario que se ajuste a la realidad de la AEE”.

Mientras tanto, en entrevista en Noticentro Al Amanecer, Díaz Granados aseguró que su sueldo "es un sacrificio económico" ya que dejó a su familia en Estados Unidos y tenía contratos millonarios con otros proyectos.

"Es un buen sueldo, pero es muy por debajo de lo que recibo yo… es un sacrificio que tomo con mucho gusto. Cada día que estoy como director ejecutivo es un día que no estoy ganando muchísimo más en otros proyectos", aseguró en entrevista con Noticentro Al Amanecer.

Díaz Granados pidió "cambiar la conversación" sobre su sueldo y que le permitan tiempo para adquirir resultados.

La compensación de Díaz Granados es de más de 300,000 dólares más que el saliente director Walter Higgins, lo que ha generado reacciones adversas de diferentes funcionarios públicos y políticos.

Durante el día de ayer, Higgins II, que se mantuvo al mando de la corporación pública por cuatro meses, renunció a su cargo por razones personales y en un comunicado de prensa citó razones relacionadas a la compensación prometida.