La secretaria de Educación, Julia Keleher, respondió hoy a la propuesta del Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública (Fadep) de boicotear las pruebas META-PR.

Según un comunicado de prensa, la funcionaria urgió a tomar con seriedad la adjudicación de las pruebas META-PR, previstas para ser administradas del 7 al 11 de mayo próximo debido a que, de no realizarse el proceso o el mismo terminar en menos del 95% de participación, se pondrían en juego la asignación de sobre $400 millones anuales de fondos de Título I (utilizado para el presupuesto de las escuelas y otros proyectos).

Hoy, el Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública (Fadep) determinó decretar un paro el próximo 20 de abril y el 1 de mayo. Asimismo, tras una asamblea, indicaron que, de no escucharse las exigencias del magisterio, boicotearán las pruebas estandarizadas.

La Secretaria de Educación añadió que: “Para recibir los fondos de Titulo I es obligatorio ofrecer las pruebas del estado; son un requisito federal; es parte del sistema de rendición de cuentas con el que todas las jurisdicciones tienen que cumplir para recibir los fondos federales. El no cumplir con las pruebas META-PR puede repercutir en que nos retengan los fondos por incumplimiento. Esto tiene implicaciones muy serias que incluye el que las escuelas se queden sin servicios”.

“Les pido a todos los miembros de la comunidad escolar, en especial a los maestros, que no pongan en riesgo los fondos de Titulo I de los cuales dependemos para la mayoría de los servicios en nuestras escuelas. También podrían poner en riesgo cualquier iniciativa o programa académico que pudiésemos crear y ejecutar para maestros transitorios”, agregó la secretaria Keleher.

En cuanto al anunciado paro del 1ro de mayo, la Secretaria de Educación dijo: “Como siempre, respetamos el derecho de todos a expresarse, recordando siempre, que los derechos de unos terminan donde comienzan los de los demás; me refiero al que tienen todos los niños y niñas a contar con el tiempo lectivo que dicta el calendario escolar, así como al que tienen todos los maestros a cumplir con su deber como docentes y poder ganarse su sustento asistiendo a sus salones de clases”, concluyó Keleher.