San Juan, 7 dic (INS).- El representante Ramón Rodríguez Ruiz acudió hoy a la citación hecha por Justicia, por el supuesto caso de violencia de género contra una de sus empleadas.

Al salir, luego de tres horas, afirmó que “definitivamente” está tranquilo y aseguró que participará en el caucus del Partido Nuevo Progresista (PNP), donde anticipó hará planteamientos que “eventualmente se sabrán”.

Después de ser interrogado por fiscales de la Division de Intregriad Pública de Justicia, dijo que “me siento tranquilo, definitivamente”.

Añadió, en sus escuetas declaraciones, que “yo soy miembro del caucus. Voy a estar en el caucus”.

Ya ayer el gobernador Ricardo Rosselló Nevares dijo que “ante la falta de claridad” el representante “debe renunciar”.

El mandatario indicó que “las circunstancias de violencia doméstica son intolerables e insostenibles”.

Agregó que “por eso pedi a Justicia que investigue”.

A su vez, expuso que en el caso del legislador del Partido Nuevo Progresista (PNP) “hay una serie de narrativas, no sólo violencia domésticas, hay otros señalamientos”.

Al respecto, opinó que “ante la falta de claridad, el compañero debe renunciar”.

Rodríguez Ruiz aseguró el martes que “contra este servidor no hay nada, pero aún así todo el mundo ha querdio ser juez y parte contra este servidor”.

El político está siendo acusado de violencia de genéro contra una de sus empleadas y de otras irregularidades.

Tanto Rosselló Nevares, como legisladores del PNP y el presidente de la Cámara, Carlos Méndez Núñez, han pedido que Rodríguez Ruiz renuncie a su escaño.

El legislador, en una conferencia de prensa en el Capitolio, dijo que “este servidor en ningun momento ha sido acusado de nada; este servidor no ha sido entrevitsaod por nadie, ni Policia, investigadores y fiscales. Solo existe una citación futura de Justicia”.

Insistió en que “contra este servidor no hay nada, pero aún así todo el mundo ha querdio ser juez y parte contra este servidor. El caso de violencoa de género “fue desmentido por mi persona”.

Rodríguez Ruiz también habló de los supuestos donativos fatulos que recibió.

“Quien hizo las declaraciones fue un empleado aquí en la Cámara. Se nos redujo el presupuesto y nos quedamos con personal esencial y a él no se le renovoó contrato. Ahora trabaja para el municipio de Santa Isabel y ha hecho malintencionadamente estas declaraciones”, manifestó.

Consignó que pagó guagua de sonido, durante cinco meses, por 300 dólares “y a eso lleva el tema de los donativos fatulos. Pero es una donación en especie, no en efectivo”.

En cuanto a los supuestos contratos para empleados con el objetivo de obtener una fracción del sueldo a cambio, comentó que “nunca solicitado dinero a ningún empleado, son imputaciones totalmente falsas. Aquí están todos mis empleados (en rigor ocho de un total de doce) y ninguno ha sido entrevistado”.

Opinó ayer que “estamos para un expdiente de pesca, que lo que busca es dañar reputaciones. Es una falta de respeto al honorable cuerpo que el presidente de la Cámara le hay a solicitado la renuncia a este servidor sin tener deferencia para que los procesos de ley se cumplan, cuando este servidor no ha sido acusado de nada”.