San Juan, 8 abr (INS).- Los rectores del sistema de la Universidad de Puerto Rico (UPR) hicieron hoy un llamado a la “reconciliación” y repudiaron “cualquier intento de violencia”.

En una comunicación escrita indicaron que los eventos acontecidos ayer -en que un grupo de estudiantes penetró a las oficinas administrativas de la presidencia- “no son un ejemplo universitario”. 

“El diálogo y el respeto son el camino para elevar los planteamientos en defensa de nuestra universidad. Como universitarios, nuestra naturaleza es aprender mediante la ponderación de posturas e ideologías. No hay lucha exitosa sin respeto”. 

Ante los acontecimientos, el cuerpo de rectores de la UPR invitó a la comunidad universitaria “a mantener un espacio para el diálogo abierto, complementado con decoro, dignidad y cortesía. Los mecanismos de expresión deben estar a la altura de la realidad y los desafíos de nuestros tiempos. El país nos está observando y es el momento idóneo para crecernos”.  

Ademas, sostuvieron que “la lucha universitaria es de todos, sin excepción de sector o posición que se ocupa”.

----------

San Juan, 28 abr (INS).- La presidenta interina de la Universidad de Puerto Rico, Nivia Fernández tildó de ilegítima, humillante e intimidante la irrupción de estudiantes universitarios este jueves en la tarde durante la reunión de ella con la Junta de Gobierno.

La Junta llevaba a cabo una reunión en la que la Administración Central presentaba el borrador del plan fiscal de la institución, para su evaluación y aprobación.

Un grupo de manifestantes irrumpió en la sala de reuniones de Presidencia causando daños a la propiedad y provocando el cese de los trabajos de la Junta, dijo la presidenta. El reclamo de los manifestantes fue que los miembros de la Junta apoyaran su petición al gobierno y a la Junta de Supervisión Fiscal de auditar la deuda pública y eximir a la UPR de recortes presupuestarios.

“Es censurable la conducta que el grupo de manifestantes exhibió a Puerto Rico y al mundo entero a través de las redes sociales. Fueron humillantes, intimidantes, emplearon fuerza para lograr acceso a la sala de reuniones, usaron violencia verbal y restringieron la libertad a todos los que estaban en la mesa de trabajo mediante un cordón humano”, denunció.

Igualmente condenó que su integridad física fuese puesto en riesgo, y se vio obligada a ser escoltada a un vehículo oficial para poder salir del Jardín Botánico, donde ubican las instalaciones de la presidencia y la Junta.

“Para preservar la seguridad del personal de Administración Central se tuvo que recurrir a un plan de emergencia de desalojo. La tradición universitaria se contrapone acentuadamente a la violencia de pensamiento y al daño de la propiedad. Los valores universitarios promulgan el diálogo, la sana convivencia y el respeto a las ideas aún cuando se manejan asuntos difíciles”, señaló en sus manifestaciones escritas.

Explicó que “los representantes legitimados” de los sectores universitarios fueron convocados en diversas ocasiones para ponerles al tanto del documento de trabajo del plan fiscal de la UPR que, “hasta el día en que se entregue, seguirá evolucionando”.

Dijo quelos representantes estudiantiles en la Junta Universitaria, en representación de los 11 recintos de la UPR, fueron parte de esta convocatoria.

“Los procesos deliberativos propiciaron la participación y la libertad de expresión durante los diálogos sobre el plan fiscal de la UPR. En la reunión de ayer (el jueves) de la Junta de Gobierno, los estudiantes estaban representados por dos de sus miembros: el Sr. Pedro Domínguez Mercado, por los estudiantes subgraduados, y el Sr. Gilberto Domínguez Escalera, por los estudiantes graduados. Los manifestantes de ayer no eran los representantes electos por los cuerpos de participación y gobernanza. Por lo tanto, no es posible legitimar las acciones de estos manifestantes”, afirmó.

Esta exhortó “a retomar la agenda genuinamente universitaria, a unir voluntades para que las operaciones se reestablezcan prontamente y que nuestros estudiantes puedan regresar  a su actividad académica, a forjar un Puerto Rico para sí, para los suyos, y para las generaciones futuras”.

Esta tarde la Junta de Gobierno le rechazó ese plan fiscal que este jueves analizaban.

Por otro lado, aun es una de las personas que lanzaron su candidatura a la presidencia. 

-----------

VEA MAS SOBRE ESTA HISTORIA

La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico rechazó los actos violentos que incluyen daños a la propiedad y restricción a la libertad ocurridos el jueves cuando manifestantes irrumpieron en una reunión en Administración Central de la UPR.

“Las personas que entraron a esta sala de reunión causaron serios disturbios y daño a la propiedad y sus acciones fueron de intimidación y amenazas, y restricción a la libertad de los miembros de la Junta, de la presidenta de la Universidad Nivia A. Fernández Hernández y al personal de la Universidad que estaba trabajando en ese lugar.

Esta Junta de Gobierno siempre ha respetado el derecho de personas dentro y fuera de la comunidad universitaria a expresar sus ideas.

Y ha provisto los espacios y tiempo para los diálogos y mediaciones sobre conflictos en cada una de las unidades de la institución, según lo han solicitado los rectores.

Los actos violentos del día de ayer son merecedores del más enérgico rechazo de la Junta, de la comunidad universitaria y del País.

También lo es cualquier actividad en la que medien actos no-pacíficos, que usen la violencia o constituyan acción criminal e interrumpa el quehacer de la Universidad. 

Estas acciones no representan a la Universidad, y se alejan de lo que está protegido por la política institucional”, declaró el Dr. Carlos Pérez Díaz, presidente de la Junta de Gobierno de la UPR.