El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos "Johnny" Méndez convocó a todos los representantes a un ayuno y reflexión de 40 días a partir del 27 de febrero. 

Méndez dijo que la actividad se realizará en cada uno de los 40 distritos representativos y culminará con un acto ecuménico con plegarias en El Capitolio. Aunque hizo la convocatoria mediante carta expresó que se trata de un acto voluntario. 

Méndez citó la constitución donde dice "con mi fé puesta en Dios" para defender su decisión. Asimismo, recalcó que no es obligatorio sino totalemente voluntario. 

Sin embargo su determinación ya le valió críticas, una de ellas del representante popular Luis Vega Ramos quien dijo que hay que tener mucho cuidado porque hay unos preceptos constitucionales básicos de mantener en su lugar y separados: el estado y la iglesia.