El senador Miguel Laureano Correa refirió hoy al Departamento de Justicia los hallazgos en torno a la empresa GILA, LLC, administradores del AutoExpreso por aparente malversación de fondos públicos, incumplimiento del contrato con la Autoridad de Carreteras y Transportación, errores en el sistema de multas y en el proceso de peajes que pagan los conductores, entre otras irregularidades.

También sometió al gobernador Ricardo Rosselló y al Secretario de Transportación y Obras Públicas una comunicación para que con la mayor prontitud, consideren cancelar el contrato a la empresa GILA, LLC y a subastar la contratación de una nueva empresa siguiendo las normas y procedimientos del Gobierno.

“Esta empresa, al parecer, no le ha servido bien a los conductores ni a la Autoridad de Carreteras. Es evidente que la empresa GILA ha sido irresponsable en el manejo del dinero del pueblo de Puerto Rico”, dijo el Senador en conferencia de prensa donde dio a conocer los hallazgos principales del informe:

-Aparente malversación de fondos públicos e incumplimiento de contrato con la Autoridad de Carreteras y Transportación en clara violación al Código Civil de Puerto Rico.

-Emisión de innumerables multas de AutoExpreso expedidas contrario a la Ley Núm. 22 de 2000, por errores del sistema de multas (VToll) de la empresa.

-Errores en el proceso de los pagos de peajes como por ejemplo: el sistema reflejaba un vehículo pasando por una estación de peaje cuando realmente estaba en otro pueblo, lo cual crea dudas sobre la realidad de millones de transacciones de Autoexpreso que se reflejan diariamente, según aceptado públicamente por la propia empresa.

La investigación sobre la administración y funcionamiento de los peajes, se realizó al amparo Resolución del Senado 65, la cual fue referida a la Comisión de Infraestructura del Senado de Puerto Rico y cuyo autor es el senador Laureano Correa quien tomó la decisión tras escuchar innumerables quejas sobre el servicio de Peajes, conocido como AutoExpreso. En el proceso senatorial se celebraron tres vistas públicas, una inspección ocular y varias reuniones con el personal del Departamento de Transportación y Obras Pública.

“Hemos encontrado que desde el 2015 cuando la Autoridad de Carreteras y Transportación le otorgó el contrato para adquirir y cambiar el sistema mediante el cual se administra el servicio de autoexpreso, la empresa NO HA SIDO CUMPLIDO con el mismo”, dijo.

“Los problemas técnicos de la empresa son grandes los cuales han inducido a emitir multas a vehículos en contra la Ley, ya que el sistema refleja que vehículos que en ocasiones no se han movido pasaron por una estación de Peajes; además, ha emitido multas a conductores aun cuando éstos contaban con balance en sus cuentas de AutoExpreso y tenían recargas automáticas”, explicó Laureano al comentar que estos problemas se agudizaron luego del paso del Huracán María.