Aguadilla, 4 feb (INS).- El presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Rafael Ramos Sáenz, informó que a partir de hoy renunció al uso del vehículo oficial legalmente asignado como parte de sus funciones, como medida para ahorrar dinero en la agencia.

El presidente de la CEE también adelantó que en los próximos días llevará a cabo una serie de medidas para reducir diversas partidas de gastos.

“Desde que asumí el cargo de presidente me fue asignado un vehículo oficial legalmente tal y como ha ocurrido con todos los presidentes que han ocupado este puesto en propiedad o interinamente. De la misma forma  me fue otorgada una dispensa por la Administración de Servicios Generales para la utilización del vehículo oficial según permite la Ley y el Reglamento vigente”, explicó.

Apuntó que “hoy, desafortunadamente, la situación del vehículo atenta con empañar el trabajo que hacemos en la CEE, el cual vamos a dirigir a que sea una de servicio directo al pueblo, con total trasparencia y dinamismo”.

Comentó Ramos Sáenz que “en este momento de crisis económica e institucional en la CEE, es importante que estemos enfocados en los problemas que aquejan a la Comisión Estatal de Elecciones. No podemos continuar dirigiendo nuestros esfuerzos en responder denuncias mal intencionadas y sin fundamento”.

“Estamos conscientes de la crisis por la que pasa nuestro pueblo y por tal razón renuncio al uso del vehículo oficial de Presidencia para trasladarnos a nuestra residencia. Deseo aclarar que esta decisión no tiene la intención de evitar cualquier investigación que se esté llevando a cabo en torno a esta situación”, advirtió.

Sin embargo, expresó su deseo “de que ésta concluya a la brevedad posible y le solicitamos a las autoridades concernidas que hagan lo posible para que así sea y se divulgue su resultado. Estoy seguro y confiado en que una vez concluya, el pueblo de Puerto Rico tendrá la certeza de que nunca se violentó ninguna ley o reglamento”.

“Tal y como he expresado desde que tomé el cargo, esta agencia tiene que aclimatarse a los tiempos. Vamos a ser acertivos en identificar partidas que podamos recortar y mecanismos para allegar fondos adicionales. Vamos a hacer más con menos, siempre salvaguardando el proceso electoral en nuestro Puerto Rico, pieza angular de la democracia”, concluyó Ramos Sáenz.