El exgobernador Carlos Romero Barceló sufrió un traspié durante el cierre de campaña del Partido Nuevo Progresista (PNP), en Hato Rey.

Mientras caminaba por la tarima principal, tropezó con una plataforma elevada en forma de estrella, que simboliza el "estado 51" en que el PNP anhela se convierta Puerto Rico.

Romero Barceló llevaba en su mano derecha un micrófono que usaría para dirigirse a la multitud, y que reprodujo en forma de sonido el golpe que sufrió al caer al suelo.

Ataviado de azul, el exgobernador penepé se recuperó en cuestión de segundos y, una vez de pie nuevamente, continuó alzando los brazos con los puños cerrados –dedos pulgares hacia arriba– en señal de victoria.