Como el ejercicio, la alimentación es otro de los pilares que se utilizan para manejar la diabetes.  Y es que los alimentos pueden ayudarnos a incrementar o disminuir los niveles de azúcar en la sangre.
Siempre antes de comenzar un plan de alimentación debemos consultar con un nutricionista par que ayude a diseñar un plan especifico de comidas para usted.  Este debe tener en cuenta su peso, sus medicamentos, estilo de vida y cualquier otro problema de saluda que pueda tener.  
Se recomienda que la alimentación sea una sana pues de esta manera ayuda a disminuir el riesgo de las complicaciones que pueda traer la diabetes.  Así que las recomendaciones para una alimentación saludable son:
1. Limite los alimentos con alto contenido de azúcar.
2. Coma pequeñas porciones durante el día.
3. Preste atención a cuando y la cantidad que ingiera de carbohidratos.
4. Debe haber variedad de alimentos entre los integrales, vegetales y frutas
5. Ingiera menos grasas con carnes magras, pescado y aes.
6. Limite el consumo de alcohol.
7. Use menos sal.